dima
  • 90 grados

    “90 grados” intenta ser un retrato compuesto por un tríptico fotográfico en el que cada imagen del conjunto se centra en una parte del espacio conformado por dos paredes de una habitación. Ambas paredes se encuentran unidas y conforman entre sí un ángulo de 90 grados. Este proyecto lo entiendo como una segunda parte de otro finalizado en 2013 llamado “El pueblo”. En este sentido, la reducción espacial hacia la habitación ayuda a conseguir una direccionalidad a lo concreto, lo íntimo y privado.